Feng Shui: Cuando las puertas y las ventanas se encuentran enfrentadas

Dice esta disciplina milenaria que puede ser muy negativo tener una estancia con [tag]puertas [/tag]y [tag]ventanas [/tag]enfrentadas.

Tuve la oportunidad de visitar un [tag]piso [/tag]de pequeñas proporciones pero de grandes aventanamientos enfrentados a la puerta de entrada. Desde esas puerta-ventanas desde el estar, se accedía a una [tag]terraza [/tag]ajardinada, con [tag]vistas [/tag]muy bellas, desde donde se veía un paisaje estupendo.

El piso se encontraba en octava planta, por lo que tenía mucha [tag]luminosidad [/tag]y aireación. Al ingresar al piso, era en pleno verano, estaban abiertos los ventanales y sin cortinados, y ya al entrar allí, esa vista abierta, ese espectacular panorama me invitó a salir a la terraza ni bien accedí a la casa de este joven matrimonio. Es decir que, ni bien entré, en pocos pasos, ya salí al exterior…
Los ocupantes de la casa me plantearon que hacía poco tiempo que estaban viviendo allí, que se enamoraron del piso, pero que tenían la sensación que no podrían vivir mucho más en ese lugar.
Todo estaba coquetamente decorado, con muy buen gusto y engamados los beis con marrones tierra. Una moqueta de muy buena calidad, lámparas bien ubicadas, pero…
Les pregunté porqué aunque ya sabía cual sería la respuesta.
Me dijeron que tenían esa sensación y que estaban inquietos y no podían estar sentados mirando la tele ni leyendo.
Que solo venían a dormir después del trabajo, les costaba quedarse una tarde entera disfrutando de su casa recién comprada.
Les expliqué que nuestras percepciones son muy importantes y que a veces saltan el propio raciocinio y se instalan sensaciones que nos incomodan.
Tal era el caso en este lugar de grandes vistas exteriores pero pocos focos de interés en el interior.
Lo que sucedía allí es que tenía un Chi rápido, que no se quedaba en el interior y se producía una desvitalización de sus ocupantes. La buena energía no permanecía sino que salía al exterior tal como yo cuando ingresé por primera vez en ese piso.

Éstas son percepciones fuertes que se sienten en el cuerpo, y no es necesario mucho análisis ya que las pruebas están a flor de piel.

Para solucionar esto, debía fortalecer y dar mas carácter al espacio interior, crear barreras visuales que me obligaran a vivir el interior con buenos cortinados, ubicando también tres plantas muy lozanas frente al ventanal.

Combinamos los beis con algunos detalles rojos para impactar y dar focalización a ciertas zonas, lo logramos con un cuadro abstracto de predominio de rojos y naranjas y cojines grandes color carmín sobre el sofá beis.

No hizo falta nada más.

Hoy Cristina y Jordi están disfrutando de su piso cómodo, confortable, con hermosas plantas regadas por el sol y una buena vista que aprecian corriendo sus cortinados de textura pesada color hueso.

1 Comment on Feng Shui: Cuando las puertas y las ventanas se encuentran enfrentadas

  1. Su
    15 enero 2007 at 13:38 (7 años ago)

    Què bueno està esto!!!muy interesante!!!-Esta semana me mudo y necesitarè tener en cuenta todos estos consejos-Gracias!!!Besitos

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Comment *