Cómo decorar tu despacho para trabajar desde casa

Sin salir de casa. El teletrabajo es la nueva forma de trabajar. Y para sobrellevar la rutinaria jornada laboral, nada mejor que dulcificar el despacho.
Por si no bastara con la preocupación de hacer la colada, preparar la cena, limpiar el polvo o pasar la mopa, ahora, otras tareas -se entiende, las oficinas- campan a sus anchas en los hogares. Cada vez son más las personas que trabajan desde sus casas. Allí, del mismo modo que se ganan la nómina a pocos metros de la cama, reciben noticias de periódicos servidas por la Web o compran en las páginas electrónicas del supermercado. La última propuesta norteamericana ha sido el SOHO (Small Office Home Office, “Pequeña Oficina Hogar Oficina” ) que, ahora, ya no es sólo privilegio de los escritores.

El primer reto es encontrar un hueco para el despacho entre los escasos metros con que cuentan las actuales viviendas. Es preferible hallar un lugar íntimo y aislado -atentos a su ubicación si hay que recibir visitas, no es adecuado hacerlas pasar por la cocina o el dormitorio-, como un sótano, un desván… Cómo no, siempre se puede utilizar un rincón del salón o del dormitorio donde los nuevos muebles deben integrarse sin estridencias. Hacer el entorno atractivo será el reto de la decoración.

Y puestos a trabajar, al menos que sea en un lugar que refleje del gusto personal. La decoradora madrileña Rosa Bernal sigue esta máxima a pies juntillas y se rodea en su despacho de sus colores, objetos y recuerdos favoritos. La creadora es partidaria de situar la mesa frente a una ventana en la estancia donde se desarrolle una labor que requiera concentración . “Es mucho más relajante contemplar el paisaje al menos cuando éste sea agradable y no como en este caso, un patio de vecinos”, comenta. Así, ante la falta de algo más atractivo, su mesa se sitúa de espaldas al balcón, aprovechando la luz natural. Frente al área de trabajo se dispone una zona de estar para recibir a los clientes. A su lado, muebles auxiliares para poner a raya al desorden. Aun siendo un lugar de trabajo, Rosa Bernal no ha dejado de lado su feminidad. Y está presente en la elección de los motivos que decoran la estancia. El resultado es un despacho donde el visitante encuentra serenidad,un espacio que, según comenta su propietaria, cuesta abandonar.

Los despachos en casa tienen un futuro prometedor, aunque sólo sea para el personal masculino. Así, al menos, lo ha sugerido un grupo feminista norteamericano: “Son tantos años luchando por trabajar fuera de casa que ahora, por nada del mundo, estamos dispuestas a montar la oficina en el hogar, que lo hagan ellos”.

DEcoración de despachosEL ESTILO. Se impone el look natural. Y para lograr este ambiente basta jugar con los tonos blancos y tostados, siempre en tejidos naturales (como el algodón y el lino) y las maderas decapadas. Las esteras de coco también entran en acción: una estupenda solución para disimular un suelo maltratado o para proteger una preciada tarima. Pero para no caer en la austeridad absoluta, siempre viene bien un toque personal, por ejemplo, introduciendo unas notas de color en rojo.

LA LUZ. Muchas veces se cae en el error de iluminar una zona de estudio o de trabajo con focos de gran intensidad o tubos fluorescentes. Sin embargo, lo importante es crear un ambiente agradable y relajante para la vista. En este despacho, la iluminación está compuesta por varias luces indirectas (lámparas de sobremesa o de pie) que delimitan los diferentes espacios. Una advertencia, si se trabaja con un ordenador es necesario evitar todo tipo de reflejos



Decorar mi despachoEL SILLON. Se puede ser políticamente incorrecto con uno mismo. Aunque la ciencia dicte que, para trabajar, sobre todo con ordenador o máquina de escribir, la silla debe tener un respaldo anatómico donde apoyar cómodamente la columna, un viejo sillón de mimbre, tapizado y con cojines, también resulta perfectamente adecuado. Eso sí, es muy importante que los muslos queden planos, sobre la silla, y los pies descansen en el suelo.

LOS COORDINADOS. Las telas no sólo absorben los ruidos y aíslan del frío, con un poco de ingenio a la hora de combinarlas, también permiten resucitar cualquier ambiente sin necesidad de obras ni grandes inversiones. Coordinarlas es todo un arte, pero para empezar, un buen recurso sin muchos riesgos es apostar por uno o dos tonos y jugar con el dibujo (cuadros, rayas, flores…) en los cojines, sillones y paredes.




Vía: El Mundo

1Pingbacks & Trackbacks on Cómo decorar tu despacho para trabajar desde casa

  1. Trabajar para una empresa o ser autónomo? | Pandeblog
    2 noviembre 2006 at 23:11 (7 años ago)

    [...] Me siento mucho más cómodo trabajando en una empresa mediana dentro de un grupo empresarial grande aunque si tuviese que decorar un despacho seguiría los consejos de Comodecorar.net Entradas relacionadas: Semana ocupadaVentajas y desventajas del teletrabajoRazón # 51Razón #52Visitas [...]

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *






Comment *